Diario de mis Curvas

¡Verano Peligroso!

30 marzo, 2016

Ok, hablemos de cosas serias y problemáticas para toda aquella mujer que no tenga 5 centímetros de distancia entre muslo y muslo. ¡La temida rozadura post caminata veraniega! Así es, sé que no soy 12899608_10153836657222107_1124249784_ola única mujer que ha llegado a casa después de un día en el que se sentía de lo más guapa con su vestidito coqueto y ha llorado amargamente tras darse cuenta de que sus muslos se han ensañado el uno con el otro y tienen rozaduras, ronchas o pupas; hecho que nos lleva a desear tener esas piernas tan flacas, tan flacas, tan flacas que no se tocaran ni aunque quisiéramos, gracias al universo luego nos vemos al espejo y sabroseamos el piernón loco que tenemos y se nos pasa…  Estoy aquí para platicarles que llevo tres días buscando en el universo cibernético y de los tips de belleza y no he encontrado una mendiga y desgraciada solución, hay consejos, hay truquillos, pero no hay nada definitivo… Aquí les presento mi pequeña lista con un agregado que creo que es el que mejor me funciona a mi y no he visto enlistado por ningún lado, lo cuál me hace creer que mi abuela tenía pensado llevárselo a la tumba pero me lo tuvo que decir a mí y yo a ustedes…

 

  1. Talco – Si las clases de física me enseñaron algo en la prepa (la verdad no sé si esto obedece a alguna ley de la física pero me hace sonar bien pinchi inteligente) es que cuando los polvos se mojan, se apelmazan y el talco entre los muslos no es la excepción a la regla. ¿Funciona? Sí. Pero vas a tener que actuar el papel de la mujer con la vejiga más pequeña e ir cada media hora al baño a limpiar el empalmazamiento de talco (porque tus piernas van a sudar y sudor + talco = empalmazamiento) y re aplicar. A mí en lo personal me parece poco práctico, muy latoso y riesgoso (puede caer de entre tus piernas un pequeño molote de talco + sudor y no será grato).
  2. Cremas – La cantidad de marcas que encontré es inmensa, sobre todo si tomamos en cuenta que en cada país las marcas son diferentes (aunque al parecer la textura es muy parecida). Casi todas las recomendadas se parecen a la multifamosa y adorada Vaselina (Petrolero Puro). Según leo, la Vaselina y sus similares nos ayudan evitando la fricción entre los muslos, además de que mantienen bien hidratada la zona. Yo en lo personal me sentiría un poco pegajosa y me preocuparían las manchas en la ropa pero habría que probarla.
  3. Licras – Esta es, por mucho, la más cómoda de todas las soluciones. No sólo porque tus muslos mantendrán su distancia, sino porque además te sentirás cómoda y segura (si eres como yo y te tropiezas/caes mínimo 3 veces al día este punto es de vital importancia). El único punto en contra que tiene esta opción es que no puedes usar shorts, faldas o vestidos muy cortos porque se van a asomar las licras y pues ya no está coqueto.
  4. Bandellettes – Estas chicas y yo tuvimos un encuentro desagradable en mis años mozos y nunca nos hemos vuelto a ver. La historia es breve, caminé todo el centro de Coyoacán con ellas y para cuando llegué a casa el rozamiento había sido tal que mis muslos sangraban, sangraban sangre de verdad. Si bien es cierto que quizá pedí demasiado de ellas, para mis muslos y para mí no son una buena opción. Esta anécdota me lleva a mi consejo estrella.
  5. Pasta de Lassar – Después de mi trágica experiencia con las bandalletts, 12919378_10153836659797107_1506759599_omi abuela decidió pasarme un consejo que hasta la fecha aplico como si fuera la
    cura a todos los males (porque de verdad que lo es) antes de echarme a caminar en vestido aplico un poquito de Pasta de Lassar en la parte interna de los muslos y santoremedio. OJO también hay que re aplicar cada 60 – 90 minutos pero no se apelmaza como el talco, no hay que limpiar ningún desastre y en mi experiencia nunca me ha manchado la ropa. Hay de paso les digo que si tienen la piel muy grasa, una mascarilla súper leve de Pasta de Lassar en la noche es una maravilla y para secar una espinilla o barro no hay nada mejor.

 

¡Compartan sus experiencias con estas u otras soluciones para las rozaduras entre los muslos y a gozar del verano y del calorcito!

PD – No olviden amar y lucir sus piernas, tengan la forma que tengan. <3

Te podría interesar...

2 Comentarios

  • Responder Edna 26 abril, 2016 a las 10:58 am

    Qué genial… Yo casi no uso faldas por esta situación, la última vez me pasó en la playa, caminamos por la playa y cuando llegamos al hotel yo estaba súper rozada 😳 Y no sabía qué ponerme.
    Pero ya tomaré cartas en el asunto!!! Gracias Dani!!!

    • Responder Daniela Rincón 26 abril, 2016 a las 7:44 pm

      ¡Edna, ojalá te sirvan los tips! 😘😘😘

    Deja un comentario