Body Positive Diario de mis Curvas

Motivación, motivación, motivación…

20 enero, 2016

“Cuánto tiempo tienes en el proceso de pérdida de peso y cómo trabajar el día a día para no desistir, pues aparte de tentaciones a veces por la mente me pasa la idea que no vale la pena, que lo he intentado mil veces y que siempre termino en el mismo lugar.”

Así las cosas en los mensajes privados en la página de Facebook… ¡Qué tremenda es la mente humana! ¡Cuánto trabajo le cuesta separarse de hábitos con los que ha vivido durante años! Decido que este post sea dedicado a la seguidora que me envió el mensaje anterior y a todas las seguidoras de la página que se sientan como ella.

La respuesta a la primera pregunta es sencilla, toda mi vida, toda mi vida intenté bajar de peso sin obtener los resultados que buscaba. Tomé pastillas, hice dietas extremas, busqué las respuestas fuera de mí misma. Ahora bien, el camino a estar sana y a amarme a mí misma lo empecé hace aproximadamente unos 5 años. Lo empecé porque me cansé de no quererme, lo empecé porque decidí que si nadie nunca jamás me iba a amar, entonces me amaría yo. Esa ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida. ¿He bajado de peso? Sí. ¿Ha sido ese el objetivo? No, ha sido consecuencia del amor propio y la búsqueda de salud.
El día a día es difícil, bueno no, es bien, pinche y recochinamente difícil. Hay días mejores que otros, hay días en los que te preguntas ¿por qué carajos tenía que nacer gorda si podría ser tan feliz siendo flaca? Sin embargo, si tienes paciencia y eres capaz de ver más allá de tus kilos, tus estrías, tu celulitis, tus piernas gordas, tu abdomen amorfo y tus grandes cachetes entenderás que no es una cuestión de kilos. Es un proyecto para tu futuro, es un proyecto para ti misma, es la búsqueda de amor propio, aceptación y felicidad. Lograrlo va a tomar muchos, muchos intentos, va a hacerte sudar, llorar y sufrir; pero si tu no luchas por ti misma, ¿quién lo va a hacer?

Así es que si siempre has terminado en el mismo lugar después de cada intento que has emprendido, siéntate, revisa qué has hecho que no te ha funcionado, encuentra tus fortalezas, tus debilidades y haz un plan. Y lo más importante de todo: ¡entiende que ese plan y ese proyecto debe partir del amor que sientes hacia ti misma, no del odio o el rechazo! ¡Todo debe partir del amor! <3 <3 <3

Te podría interesar...

Sin Comentarios

Deja un comentario