Body Positive Diario de mis Curvas

Mi Corazón Late <3 <3 <3

28 enero, 2016

Bien, como ya saben estoy usando el Fitbit Charge HR desde el 12 de diciembre del 2015 y desde hace un par de semanas la dinámica de la familia (Moreno y yo) ha cambiado radicalmente, sin embargo, lo que ocupará el post del día de hoy es los cambios que noto en mi ritmo cardiaco. Claro que ha habido cambios en mi peso pero ahorita quiero poner énfasis en que mi corazón está trabajando de forma más tranquila y eso me llena de orgullo y felicidad porque quiere decir que lo que estoy haciendo de verdad se ve reflejado en mi salud y en mi bienestar.

Durante el primer mes, es decir del 12 de diciembre del 2015 al 12 de enero del 2016 el Fitbit registró que mi ritmo cardiaco en reposo iba de 71 a 78 PPM a partir del 13 de enero del 2016 (día en el que Moreno se unió a la aventura) mi ritmo cardiaco ha ido bajando y bajando de tal forma que hoy estoy en 66 PPM en reposo.

Leí varios artículos médicos al respecto pero no me quedaba del todo claro porqué es algo positivo esta reducción en latidos. Así es que tomé la decisión de acudir a mi médico de cabecera: mi hermano.

Yo: ¿Qué significa para el funcionamiento de mi corazón el que en un mes y dos semanas mis pulsaciones por minuto han bajado de u promedio de 71-78 a 66 en reposo?

Él: Que tu condición ha mejorado, es decir, entre mejor condición tienes, tu corazón es más fuerte y bombea mejor la sangre y necesita menos latidos.

Yo: ¿O sea, soy lo máximo?

Él: Sí.

Este artículo va para muchas de mis seguidoras quienes sienten que todo su esfuerzo no está dando resultados porque no lo ven reflejado radicalmente en kilos perdidos. No nos enfoquemos en los kilos, enfoquémonos en los cambios y mejoras que vemos en nuestra salud y en nuestra condición física.

¡El camino es largo pero cualquier cambio, por pequeño que sea, siempre y cuando sea para bien es un cambio que vale la pena celebrar! <3 <3 <3

12620908_10153681767022107_232331159_o   12632947_10153681767112107_1806101590_o

Te podría interesar...

Sin Comentarios

Deja un comentario