Body Positive Diario de mis Curvas

Kickboxer Principiante

14 octubre, 2017

Bueno, ya he platicado que correr hace que mi corazoncito cante, que me he enamorado de correr carreras, que nada me hace más feliz que esos minutos que dedico a golpetear el asfalto y sudar y respirar y ser feliz… Sin embargo, desde el punto de vista de actividad física, correr se me empezó a quedar corto. Si bien mis piernas están hechas de acero y podría trepar una palmera con la fuerza de mis muslos (no creo, pero hagamos como que si), mis brazos y mi abdomen han perdido toda su fuerza.

Y como Moreno está hecho de sabiduría y solecito lanzó una idea al aire…

¿No crees que ha llegado la hora de buscar algo además de correr? Algo en grupo, algo en donde interactúes con más personas y en donde alguien te guíe y te exija más.

Y fue así como decidí que tenía que buscar algo más. Inmediatamente llegaron a mi mente dos opciones:

  • Kickboxing
  • Crossfit

Por un lado ya antes había tomado algunas clases de Crossfit y confieso que hubo algo que no terminó de gustarme. Quizá sólo fue que el entrenador o el lugar no fue el indicado, quizá que mis rodillas no estaban listas, quizá que mi nivel de condición física era insuficiente pero no me fascinó.

Así es que decidí probar primero con el Kickboxing. Y… ¡Válgame la Cananea! Me enamoré. Caí perdida. Me volví fan. Bienvenida sea la obsesión. No sólo es el hecho de verdaderamente sentir que estoy trabajando cada una de las partes de mi humanidad y sudando la gota gorda, es también sentir que estoy trabajando con un objetivo, en un grupo, aprendiendo algo nuevo.

Así es que empieza este nuevo camino, una rayita más al tigre, un nuevo buen hábito… Y como extra… Cuando tenga enojos atorados puedo ir a sacarlos pegándole a una bolsa gigante que no me va a juzgar por mi furia. 😂😂😂

SaveSave

Te podría interesar...

Sin Comentarios

Deja un comentario