Diario de mis Curvas

Buscando EL Vestido

6 septiembre, 2017

Una de mis personas favoritas en el Universo se casa próximamente así es que decidí hacer algo poco característico en mí…

Vestirme y arreglarme a la altura… No jeans, no tennis, no la melena al aire, no maquillada como animalillo de la creación. ¡Seré una chica coqueta, con un vestido lindo y sombra aquí, sombra allá!

Después de tomar dicha decisión empecé a trabajar a por ello siguiendo los siguientes pasos:

1. Crear un grupo en WhatsApp con mis asesores de moda. Mi hermañado, mi mejor amigo (con quien peleo un día sí y el otro también pero lo amo), mi amiga de veintitantos mujer de mundo que se sabe arreglar (no como yo que soy un conejillo regordete de las Indias) y mi amiga con quien comparto estilo y gustos (pa’ que no sentirme tan sola entre los fashionistas y no perder mi voz del todo).

2. Atacar Pinterest en busca de un estilo de vestido que me gustara.

3. Pedir algo por internet y fracasar porque en vivo se veía muy informal. 😬

4. Atacar todas las tiendas habidas y por haber en busca de algo parecido o que me gustara.  

5. Encontrar algo que me súper fascinara y que no hubiera en mi talla.                                              

6. Perder la fé en el mundo de la moda.

7. Recuperarla tantito.

8. Volver a buscar y buscar y buscar…

9. Ver el vestido más bonito de tu vida, que sea tu talla, que esté en mega oferta y que te sientas la más guapa del mundo en él.

10. Luchar con tus asesores por el calzado, el maquillaje, el peinado y los accesorios hasta llegar a un acuerdo y que todos los involucrados sean felices.

Parece que la tormenta ha pasado y que el gravísimo problema de ¿qué vestido usaré? ha quedado en el pasado. El vestido que elegí me fascina, me encanta que tenga vuelo, me encanta que cuando giro me siento cual Aurora de verdad, me encanta que tenga el detalle en el que se ve mi abdomen, me encanta que sea azul marino porque lo amo, me encanta que usaré las perlas de mi abuela como accesorios, me encanta que me siento libre y feliz y yo con el vestido. Porque, he de ser honesta, yo soy de esas personas que creen que de la moda lo que te de la gana, con lo que te sientas cómoda y lo que te haga feliz.

Como plus ¡el vestido tiene bolsillos! ¡Bolsillos de la felicidad! ¡Bolsillos que significan que no tengo que llevar clutch, bolso o como se llame!  #GanandoComoSiempre

 

SaveSave

Te podría interesar...

2 Comentarios

  • Responder Carolina Flores 7 septiembre, 2017 a las 2:34 am

    Hola Daniela.

    Dejame decirte, que el morado tambien se te veia chidou! jijiji…

    Regards beauty!

  • Responder Martha Sánchez Garcia 7 septiembre, 2017 a las 2:02 pm

    El vestido color vino se te ve muy bien.

  • Deja un comentario