Body Positive

El Tae Bo Youtubero

26 diciembre, 2016

Muy bien, mi primer paso en el camino a entrenar en casa es hacer cardio (correr como ratón en ruedita por el departamento, subir y bajar escaleras, caminar y/o correr fuera cuando el frío me lo permita) los días Lunes, Miércoles y Viernes y hacer una rutina cardio-fuerza encontrada en Youtube los días Martes, Jueves y Sábados. Me di a la tarea de buscar en Youtube algún video que me fuera a retar física y mentalmente. Digo mentalmente porque una de las desventajas que le encuentro a entrenar en casa es que es súper sencillo hacerme tonta y decir: No puedo más. Voy a parar aquí. Ya acabé. Mañana lo vuelvo a intentar.

 

¿Qué video fue el que más llamó mi atención? 

Cuando era adolescente, Billy Blanks saltó a la fama con el Tae Bo y recuerdo haber pensado: Si tan sólo pudiera tomar sus clases, segurísimo en un mes sería flaca como Britney. Creo que me compraron los videos y hacía el calentamiento para después caer rendida, sin aliento y sintiéndome la más gorda de la vida por no poder siquiera empezar. Ahora, tantos años después, me vengo a encontrar videos con varias de sus rutinas en Youtube y me dije a mi misma… ¡Ahora es tu momento!

Martes – Primer Día

Acabo de terminar la clase y siento que una parte de mi quedó permanentemente disuelta en las gotas de sudor que vivirán por siempre entre las juntas de la madera… Hasta el minuto 43 me sentí la curvy más poderosa y fuerte del mundo, con una condición física de acero… Hasta que este señor decidió acabar conmigo y mis super poderes durante los siguientes 10 minutos… Debo confesar que no hice los ejercicios a la misma velocidad que él y su séquito de taeboistas, pero no paré. Y él repite constantemente que lo más importante es la técnica así es que me enfoqué en hacerlo bien, no tanto en hacerlo rápido. Con todo y todo me siento orgullosa, me siento sudada y sospecho que mañana será un reto:

a) Salir de la cama.

b) Ponerme los pantalones.

c) Sentarme en el escusado.

d) Todas las anteriores.

La opción d señores, la opción d.

Jueves – Segundo Día

He de confesar que mi cuerpo me sorprende cada vez más. Aunque fue complicado arrancar porque me dolían todos los músculos a los que solicitaba de la manera más atenta ponerse a trabajar, pude imprimir un poquito más de velocidad a partir del minuto 43 y no sentirme tan Osito Panda durante el final del entrenamiento.

NOTA – Veo futuro en este tipo de entrenamientos durante la época invernal en esta nueva ubicación geográfica. Bien ahí.

Sábado – Tercer Día

Hoy tuve que luchar, luchar fuerte y chonchamente contra mi misma. No tenía ganas de hacer nada y quería echarme en el sillón, ver Netflix y comer sabroso. Este día es de esos días en los que compruebo que la rutina es más fuerte que la motivación porque de verdad que si me hubiera dejado llevar por las ganas no hubiera salido de la cama. Navidad es una época complicada, extraño a mi abuela y es un vacío que no me deja de doler. Hice el entrenamiento, sudé, me sentí satisfecha, me puse la pijama y vi Netflix. Nada más.

Conclusiones

Creo que internet nos deja sin muchos pretextos. Las rutinas están ahí, los ejercicios están ahí, las variaciones para adaptarse a nuestro nivel físico están ahí. En el caso particular de este video aunque sí está bastante demandante (sobre todo en cuanto a velocidad), es una muy buena opción para menear el cuerpo, elevar el ritmo cardiaco y cumplir con la cuota diaria de ejercicio cardiovascular. Definitivamente entrará en la lista de mis favoritos para siempre tener un entrenamiento a la mano durante los días de nieve y frío mortal.

Imagen Destacada

 

Te podría interesar...

Sin Comentarios

Deja un comentario